domingo, 24 de marzo de 2013

Google y sus censuras

Aparte de la tía esa bollera, histérica perdida, anda por ahí un niñato que se cree lo más de lo más y piensa que con denunciar una entrada a sus compinches, los mafiosos, miel sobre hojuelas.

Parece mentira que ignore que en la red no se puede borrar nada, a no ser que se pague un pastón por ello, cosa que evidentemente, ese tipo no tiene y así le va.
Esto que voy a poner ha sido eliminado por Google a petición del susodicho. ¿Y qué? Aquí está, de cabo a rabo:


Este tipo no es más tonto porque no se entrena lo suficiente.
Director de un par de medios panfletoides, dedicados a copiar y pegar lo publicado por otros, nunca nada de propia cosecha, se arrastra lamiendo a gente de poco fiar.

Lo suyo es el morbo, tal cual Tele5 y similares. Empezó dando cancha a la enferma mental -verídico- de Myriam Muñoz que ladraba idioteces contra PxC, con que si eran homosexuales, drogados, etc.
Luego acogió a la lata de sardinas de Caballero ZP y se hizo eco de sus calumnias hacia mí.

Después de capturar su entrada como prueba para la denuncia, me olvidé de él, pero hoy, charlando con mi hijo sobre el asunto SOPA, el chaval se ha agitado y me ha mostrado otra entrada del ciberdelincuente mediterráneo:


Recuerdo que las imágenes se amplian pinchando en ellas y además, manteniendo pulsada la tecla Ctrl y dándole varias veces a la de +, se agranda hasta poder verlo según las necesidades visuales

En esta nueva entrada del ciberdelincuente ya me asocia con PxC, es de marzo del año pasado. Me pregunto por donde debe estar arrastrándose ahora para conseguir entradas en su infecto cuchitril.

Mi abogado se frota las manos con tantos imputados porque la calumnia y la difamación no son ninguna tontería.
Supone un trabajo bestial, pero no imposible y yo no tengo ninguna prisa...

Por cierto, cuando  así sea, que no se le ocurra volver al bloguero Vicente que primero creyó en mí pero luego se cansó de esperar las pruebas de mi inocencia. Siendo creyente católico, ha demostrado valer muy poco como persona.


Fue publicado el 20 de enero de 2012 y eliminado hace unos pocos meses por Google, dejando en su lugar un enlace que te lleva a una página en guiri de principio a fin. Esto se supone que es para que sepas el por qué y etc. Glorioso. Al parecer, para estar informado y poder defenderte, si no sabes inglés te jodes.
Bueno, pues a los españoles no nos hace falta chamullar lengua ajena cuando se trata de defendernos, sabemos hacerlo perfectamente, mandoble va, mandoble viene, he aquí la prueba. Edgar lo tiene crudo porque este texto perdurará hasta que internet deje de existir y será repuesto las veces que hagan falta.

En cuanto al bloguero Vicente, ya está olvidado por ser un nada como persona. Sólo lo menciono porque está ahí, formando parte de la entrada censurada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada